TEMPLO PARROQUIAL DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA
POR: José Carlos May González
Cronista Municipal
Uno de los edificios de los que sin duda nos sentimos orgullosos los teocelanos, es el Templo Parroquial.
Fueron los frailes Franciscanos en el Siglo XVl quienes pusieron a Teocelo bajo el patronazgo de la Asunción de Nuestra Señora, sin que haya información acerca de un lugar específico para su veneración.
Cuando en el año de 1641 Juan de Palafox y Mendoza funda la Parroquia de la inmaculada Concepción en Xalapa, el Clero Regular representado por los Franciscanos empieza a extinguirse, dando paso al Clero Secular cobrando presencia en toda la región. En Teocelo formalizan su rectoría el 11 de junio de 1683 cuando queda aperturado el primer libro de registro de bautizos, para dar inicio a formar su propio archivo, probablemente realizando sus actividades eclesiásticas en algún domicilio provisional, pues apunta el Cronista Vernáculo don Ignacio Lara, que siendo Virrey don Gaspar de la Serda y Conde de Galve cuando se construyó la primera capilla de zacate y carrizo, en el mismo sitio que actualmente ocupa la Parroquia, lo que debió haber ocurrido entre los años 1688 y 1696, periodo en que fue el titular del Virreinato, por lo que el Maestro David Ramírez Lavoignet señala que, aunque el primer bautizo registrado en Teocelo haya ocurrido en 1683 siendo virrey Tomás Antonio de la Serda, la primera capilla a la que se refiere don Ignacio Lara, se haya construido tiempo después. Cabe señalar que el 17 de marzo de 1673 Teocelo logró independizarse de Ixhuacán de los Reyes, teniendo a partir de esta fecha, la libertad de construir su propia capilla, su plaza principal y su casa de gobierno, al poder libremente elegir a sus propias autoridades.
Tiempo después siendo Vicario de Teocelo, el sacerdote José Nicolás Rebolledo, en 1838 surge la idea de construir en el mismo sitio donde se encontraba la rústica capilla de carrizo y bálago, una nueva de mampostería, para lo que se tuvo que solicitar un préstamo por la cantidad de un mil pesos, al señor José Gorozpe dueño de la hacienda de Tuzamapan, hipotecando tierras de Llano Grande y Las Juntas, como el dinero no alcanzó, tuvieron que pedir un préstamo mas por la cantidad de $ 500 pesos, esta vez hipotecando tierras de la comunidad de Tejería. Gracias al donativo en dinero de don José María Mercado esposo de doña Antonia García, dichos terrenos no se perdieron, pues la donación sirvió para pagar la hipoteca. Para 1845 quedaban finalizados los trabajos de construcción de la nueva capilla de calicanto.
El 23 de agosto de 1872 llegó en calidad de Vicario, el Presbítero Ambrosio Díaz González quien de inmediato manifiesta la idea a la feligresía, la idea de ampliar el templo y en 1873 inician los trabajos con la participación de los lugareños. Crecieron aún mas los ánimos de seguir la construcción, al otorgarse a la Vicaría de Teocelo la categoría de Parroquia el 12 de septiembre de 1874, correspondiendo al padre Ambrosio ser el primer Párroco, quien prosiguió la construcción con la asesoría del arquitecto teocelano Emigdio Castillo. El pueblo entero participaba afanosamente y la imagen de la Asunción de Nuestra Señora (la que que hoy se encuentra en la Capilla de la calle 20 de Noviembre) era la que salía “a recibir los materiales” cada vez que llegaban los feligreses con nuevos cargamentos.
Así un pueblo unido por su Párroco en la fe, logró terminar la obra en 1880; desde entonces Teocelo luce un Templo Parroquial de regia arquitectura en la que varios estilos forman un hermoso conjunto: portada neoclásica, planta basilical con tres naves, torres estilo románico, columnata Toscana en su interior, así como bóvedas y ventanas ojivales. Conchita Vanda en sus memorias “Volvamos al ayer” comenta que originalmente el piso fue de ladrillo con una cruz de mármol en la nave central posteriormente cambiado por mosaico.
En cuanto al color de su pintura original tanto interior como exterior no se tiene información, aunque bien pudiera haberse tratado de pintura blanca a la cal para posteriormente utilizar los colores azul y blanco atribuidos a la Patrona del pueblo. Es pertinente decir que en los 141 años de nuestro templo, muchos y variados han sido los colores tanto de su interior como de su portada, sin embargo al escogerse, siempre se debieran considerar colores que resalten su estilo arquitectónico, su majestuosidad, elegancia y belleza.
Muchas han sido las modificaciones al edificio parroquial, algunas por necesidad, como en el caso de las graves afectaciones que sufrió el 4 de enero de 1920 debido al catastrófico temblor que sufrió Teocelo y la región. Las obras de reparación dieron inicio en 1924. Su reloj público que se encontraba al centro de su fachada fue destruido, siendo hasta el 5 de mayo de 1929 cuando en la torre norte se colocó el actual reloj público de cuatro carátulas. En 1937 un nuevo temblor causa severos daños por lo que nuevamente se da inicio a trabajos de reparación en el periodo 1938 – 1941.
No cabe duda que la construcción ha resistido a los embates naturales, pues el 23 de agosto de 1973 nuevamente un temblor causa daños a la torre donde se encuentra el reloj, teniendo que realizarse trabajos emergentes para su reparación. El 19 de septiembre de 2017 un nuevo movimiento telúrico sacude a gran parte del país y lamentablemente la torre campanario sufre daños que afortunadamente ya fueron reparados.
Por otra parte, otras afectaciones ya no de orden natural sino por obra de la mano de los hombres,han sido muy notorias y lamentables, como sucedió durante la permanencia como Párroco, del sacerdote Francisco Juárez Montiel quien con anuencia de la feligresía, a finales de los años sesentas del siglo próximo pasado, modificó terriblemente el interior al derribar altares, altar mayor, y púlpito de granito que había sido donado por trabajadores del Beneficio “La Merced” en 1959. También durante este periodo se realizó nuevamente el cambio de mosaico por el que actualmente tiene.
Y así, podemos concluir que estamos a tiempo de no permitir mas modificaciones que le resten su originalidad, así como no permitir acciones que atenten contra su estructura. Es tiempo de ser vigilantes celosos de su conservación, mantenimiento, mejoramiento y embellecimiento, en algunos casos bajo estricta supervisión de profesionales.
Nuestro Templo Parroquial es un legado de nuestros antepasados. Ya en 1886 el geográfo francés Eduardo Audirac en su Cartilla Geográfica lo señala como “una de las mejores del Estado” ¡Sea entonces nuestro compromiso como teocelanos que lo siga siendo para orgullo nuestro para gloria de Dios, y para morada digna del milagroso Santo Entierro de Cristo, y de nuestra Patrona, la Asunción de Nuestra Señora!.
REFERENCIAS:
AUDIRAC Eduardo. Cartilla Geográfica del Estado de Veracruz. Tipografía de Antonio Rebolledo. 1886., Coatepec, Veracruz.
BARRADAS Celestino. Arquidiócesis de Xalapa, 150 años. Primera edición. Agosto de 2012. Ed. San José. Xalapa, Veracruz.
JIMÉNEZ Pale Manuel y Homero. Artículo “1874 – 1999, 125 Aniversario de la Parroquia de Teocelo. Folleto publicado con motivo de la primera misa solemne celebrada en Teocelo por el padre José Miguel Pale Martínez. Abril 9 de 1999. Teocelo, Veracruz.
LARA Ignacio. Un Mediano Compendio de la Historia de Teocelo. Revista Jarocha Núm. 46-47. Febrero 1967. Edit. Citlaltépetl. México, D. F.
LÓPEZ Luna José María. Historia Condensada de Teocelo, Ver. Folleto Parroquial. 1944. Teocelo, Veracruz.
MAY González José Carlos. Artículo “El temblor en Teocelo”. Remembranza del Terremoto a Cien Años. Folleto publicado por Cronistas de la Región de Xalapa. 3 de enero de 2020.
PALE Martínez José Martín. Artículo “Historia de una Parroquia” Libro Ocelote. Taller de investigación histórica, Casa de Cultura “Maestro Fabián Anell Viccon”. Noviembre 1992. Teocelo, Veracruz.
RAMÍREZ Lavoignet David. Artículo “Así nació un municipio, la Congregación de Teocelo”. Revista Teocelo Núm. 10. Junio de 1998. Edit. CEPROSOC. Teocelo, Veracruz.
TLAPA Sánchez Estanislao. Manuscrito, Historia de los primeros pobladores e fundadores de la ciudad de Teocelo, Ver. 1937. Congregación Independencia, Teocelo, Veracruz.
VANDA Concepción. Memorias de Conchita Vanda “Volvamos al ayer”. Teocelo, Veracruz.